ARQUITECTURA MEDIOAMBIENTAL

¿QUÉ ES?

Es la búsqueda de una arquitectura integrada positivamente en el medio ambiente. Por ello, reúne los aspectos bioclimáticos, ecológicos, de eficiencia energética y pasivos, a la vez que promueve la calidad, permanencia y estabilidad de los recursos naturales, los ecosistemas y el planeta. Esto sin duda, consigue unos espacios que ofrecen una mejor calidad de vida para sus ocupantes, que pueden disfrutar de una casa con la tranquilidad de que les ofrece salud, y con la conciencia tranquila, sabiendo que no han perjudicado el medio ambiente.

CONSTRUIR SIN DESTRUIR.

ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA

La arquitectura bioclimática diseña los edificios aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía. Analiza el clima local, la influencia del sol, y sus ganancias térmicas, y se ajusta a sus condiciones mediante el estudio de los factores ambientales.

Una vivienda bioclimática puede conseguir un gran ahorro energético, e incluso llegar a ser pasiva (sin aportes activos de energías como electricidad etc.) para ser autosuficiente en su totalidad.

ARQUITECTURA Y VIDA

ARQUITECTURA ECOLÓGICA

La arquitectura ecológica tiene como objetivo reducir el impacto ambiental producido por las construcciones humanas, buscando la optimización en el uso de materiales y energía. Esto ocasiona que la salubridad de los edificios sea mayor, y que se alcance un mejor confort térmico. Por ello se controlan los niveles de CO2 en los interiores, una mayor iluminación y la utilización de materiales de construcción no tóxicos, sin formaldehído,avalados por declaraciones ambientales. Durante el proceso de construcción, se utilizan los recursos de manera eficiente, haciendo una acertada gestión de los mismos, y de los residuos de la obra. Construir con coherencia y con materiales ecológicos nos proporciona múltiples beneficios que debemos de entender y apreciar

RESPETAR LA ECOLOGIA ES INVERTIR EN SALUD

CASAS PASIVAS, EDIFICIOS DE CONSUMO CASI NULO_ ECCN nZEB

Toda edificación Passivhaus por definición es de consumo casi nulo y sostenible ya que consume muy poca energía primaria para su funcionamiento (10 a 15%), optimizando al máximo los recursos energéticos que se obtienen de forma pasiva. Nos permite ahorrar dinero a mediano y largo plazo.

Para conseguir un ECCN hay que aplicar criterios de diseño pasivos, como por ejemplo que el edificio tenga un buen factor de forma, que reduzca la superficie en contacto con el exterior para disminuir las necesidades de climatización, una orientación correcta de las ventanas para aprovechar el calor del sol cuando están cerradas, y la ventilación natural al abrirlas, o poner protecciones solares que impidan un sobrecalentamiento en verano, etc.

Los edificios pasivos tienen un sistema constructivo perfectamente aislado y libre de puentes térmicos. Unas carpinterías (ventanas) de alta calidad, y un sistema de ventilación muy eficiente que mantiene las condiciones óptimas de humedad y temperatura interior. La calidad de los materiales utilizados, el control de obra, el extremado cuidado en los detalles, nos aseguran una temperatura constante en todos los ámbitos, sumando a esto un alto grado de aislamiento acústico.

AHORRA DINERO, GANA SALUD Y CONFORT

STANDARD PASSIVHAUS

El estándar Passivhaus es el sello de eficiencia energética más exigente del mercado. Fue desarrollado inicialmente en Alemania a principios de los años 90, y ha sido adoptado por numerosos países europeos con gran éxito. Hoy en día, este estándar se conoce y se emplea en más de 50 países. Se basa en la optimización de medidas, tanto activas como pasivas, para reducir el consumo de energía y las emisiones CO2. Los edificios construidos según el estándar Passivhaus, tienen que cumplir con 5 principios que se resumen en el dibujo a la izquierda de este texto, y que son: 1.Excelente aislamiento térmico, 2. Ventanas y puertas de altas prestaciones, 3. Ausencia de puentes térmicos, 4. Hermeticidad al aire, 5. Ventilación mecánica con recuperación de calor

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta. Una casa pasiva de unos 100 m2 construidos, puede tener un gasto energético de unos 250 €/año, (ojo, ¡250 € sólo al año!) cuando en una casa convencional, ese gasto energético puede dispararse a los 1.500-2.000 €/año.

MENOS GASTO ENERGÉTICO, MUCHA MÁS CALIDAD.

CONFORT Y SALUD

Con este tipo de edificios PASIVOS se consiguen no sólo edificios eficientes, con muy poco gasto energético, también conseguimos ambientes saludables (sin polvo, sin polen, con concentraciones de CO2  controladas, etc) y espacios confortables (sin diferencias de temperatura entre unos espacios y otros, sin sensación de superficie fría en paredes al exterior y ventanas, sin condensaciones superficiales en invierno…).

UNA CASA SALUDABLE A TU ALCANCE

DISEÑO A MEDIDA

Estudiamos el programa de necesidades con el cliente para ofrecerle la mejor solución para su proyecto. Hacemos croquis, diseños e imágenes renderizadas en 3D hasta obtener el resultado con el cual el cliente esté satisfecho. Nuestra visión de la arquitectura comprende el diseño completo de los espacios, porque para nosotros es tan importante el edificio como su interior. Por ello aportamos también diseños e ideas para en el interiorismo, el mobiliario, y asesoramos en la decoración, o incluso en la compra de materiales, muebles etc. si así lo solicita el cliente.

UN VERDADERO HOGAR A TU ALCANCE

Share This